¿Qué es un Poema?

El concepto de poema proviene del término de origen griego poiesis, el cual significa “crear” o “producir”, y define a una composición literaria perteneciente al campo de la poesía.

Es una composición literaria del género poético, de cierta extensión, que generalmente está escrita en verso y obedece a los recursos poéticos del ritmo, la rima y la métrica.

Generalmente a través de la obra poética, se busca expresar y describir emociones, belleza, de manera artística utilizando recursos como la rima y las metáforas.

Los versos que componen un poema pueden contener o no rima, siendo versos libres si no la contienen, versos rimados cuando la última palabra de dicho verso rima con la palabra final de otro, y verso suelto cuando el verso no rima con otro, pero se encuentra entre otros que sí lo hacen.

A su vez, podemos clasificarlos según su medida, que corresponde a la cantidad de sílabas que contiene cada verso y pueden ser de arte menor, los cuales contienen de dos a ocho sílabas (bisílabo, trisílabo, etc.) o de arte mayor, cuando presentan de nueve a catorce sílabas (eneasílabo a alejandrino).

Se denomina poemario a un libro que recopila diversos poemas de un mismo autor, tema o estilo, y juegos florales a un concurso o competición de poemas.

Los mejores Poemas cortos

En esta página encontrarás los mejores poemas cortos para dedicar a alguien especial.

En esta galería de bellas imágenes y textos con rimas podrás explorar el inmenso mundo de la poesía totalmente gratis, demuéstrale a tu pareja todo lo que sientes con estos poemas sobre el amor.

Encontrarás un poema ideal para cada momento de tu vida, si no eres muy bueno con las palabras, deja que las palabras de grandes autores hablen por ti.

Bonito poema corto de mario benedetti

Me gusta cuando callas

Me gustas cuando callas porque estás como ausente,
y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca.
Parece que los ojos se te hubieran volado
y parece que un beso te cerrara la boca.

Como todas las cosas están llenas de mi alma
emerges de las cosas, llena del alma mía.
Mariposa de sueño, te pareces a mi alma,
y te pareces a la palabra melancolía.

Me gustas cuando callas y estás como distante.
Y estás como quejándote, mariposa en arrullo.
Y me oyes desde lejos, y mi voz no te alcanza:
Déjame que me calle con el silencio tuyo.

Déjame que te hable también con tu silencio
claro como una lámpara, simple como un anillo.
Eres como la noche, callada y constelada.
Tu silencio es de estrella, tan lejano y sencillo.

Me gustas cuando callas porque estás como ausente.
Distante y dolorosa como si hubieras muerto.
Una palabra entonces, una sonrisa bastan.
Y estoy alegre, alegre de que no sea cierto.

- Pablo Neruda -

lindo poema para dedicar a alguien especial

Poema XX

Puedo escribir los versos más tristes esta noche.

Escribir, por ejemplo: "La noche está estrellada,
y tiritan, azules, los astros, a lo lejos."

El viento de la noche gira en el cielo y canta.

Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Yo la quise, y a veces ella también me quiso.

En las noches como ésta la tuve entre mis brazos.
La besé tantas veces bajo el cielo infinito.

Ella me quiso, a veces yo también la quería.
¡Cómo no haber amado sus grandes ojos fijos!

Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Pensar que no la tengo. Sentir que la he perdido.

Oír la noche inmensa, más inmensa sin ella.
Y el verso cae al alma como al pasto el rocío.

¡Qué importa que mi amor no pudiera guardarla!
La noche está estrellada y ella no está conmigo.

Eso es todo. A lo lejos alguien canta. A lo lejos.
Mi alma no se contenta con haberla perdido.

Como para acercarla mi mirada la busca.
Mi corazón la busca, y ella no está conmigo.

La misma noche que hace blanquear los mismos árboles.
Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos.

Yo no la quiero, es cierto, pero cuánto la quise.
Mi voz buscaba al viento para tocar su oído.

De otro. Será de otro. Como antes de mis besos.
Su voz, su cuerpo claro. Sus ojos infinitos.

Ya no la quiero, es cierto, pero tal vez la quiero.
Es tan corto el amor, y es tan largo el olvido.

Porque en noches como ésta la tuve entre mis brazos,
mi alma no se contenta con haberla perdido.

Aunque este sea el último dolor que ella me causa,
y éstos sean los últimos versos que yo le escribo.

- Pablo Neruda -

Bonito poema para compartir gratis

Por una mirada

Por una mirada, un mundo,
por una sonrisa, un cielo,
por un beso… ¡yo no sé
que te diera por un beso!

- Gustavo Adolfo Bécquer -

poema para descargar completamente gratis

¿Qué es poesía?

¿Qué es poesía? Dices mientras clavas
en mi pupila tu pupila azul;
¿Qué es poesía…? ¿Y tú me lo preguntas?
¡Poesía… eres tú!

- Gustavo Adolfo Bécquer -

tierno poema para enviar a alguien especial

Volverán las oscuras golondrinas

Volverán las oscuras golondrinas 
en tu balcón sus nidos a colgar, 
y otra vez con el ala a sus cristales, 
jugando llamarán;

pero aquellas que el vuelo refrenaban 
tu hermosura y mi dicha al contemplar; 
aquellas que aprendieron nuestros nombres, 
esas… ¡no volverán!

Volverán las tupidas madreselvas 
de tu jardín las tapias a escalar, 
y otra vez a la tarde, aun mas hermosas, 
sus flores abrirán;

pero aquellas cuajadas de rocío, 
cuyas gotas mirábamos temblar 
y caer, como lágrimas del día… 
esas… ¡no volverán!

Volverán del amor en tus oídos 
las palabras ardientes a sonar; 
tu corazón, de su profundo sueño 
tal vez despertará;

pero mudo y absorto y de rodillas 
como se adora a Dios ante su altar, 
como yo te he querido… desengáñate, 
¡así no te querrán!

- Gustavo Adolfo Bécquer -

bonito poema para compartir con tu novia

La princesa está triste

La princesa está triste… ¿Qué tendrá la princesa?
Los suspiros se escapan de su boca de fresa,
que ha perdido la risa, que ha perdido el color.
La princesa está pálida en su silla de oro,
está mudo el teclado de su clave sonoro,
y en un vaso, olvidada, se desmaya una flor.

El jardín puebla el triunfo de los pavos reales.
Parlanchina, la dueña dice cosas banales,
y vestido de rojo piruetea el bufón.
La princesa no ríe, la princesa no siente;
la princesa persigue por el cielo de Oriente
la libélula vaga de una vaga ilusión.

¿Piensa, acaso, en el príncipe de Golconda o de China,
o en el que ha detenido su carroza argentina
para ver de sus ojos la dulzura de luz?
¿O en el rey de las islas de las rosas fragantes,
o en el que es soberano de los claros diamantes,
o en el dueño orgulloso de las perlas de Ormuz?

¡Ay!, la pobre princesa de la boca de rosa
quiere ser golondrina, quiere ser mariposa,
tener alas ligeras, bajo el cielo volar;
ir al sol por la escala luminosa de un rayo,
saludar a los lirios con los versos de mayo
o perderse en el viento sobre el trueno del mar.

Ya no quiere el palacio, ni la rueca de plata,
ni el halcón encantado, ni el bufón escarlata,
ni los cisnes unánimes en el lago de azur.
Y están tristes las flores por la flor de la corte,
los jazmines de Oriente, los nelumbos del Norte,
de Occidente las dalias y las rosas del Sur.

¡Pobrecita princesa de los ojos azules!
Está presa en sus oros, está presa en sus tules,
en la jaula de mármol del palacio real;
el palacio soberbio que vigilan los guardias,
que custodian cien negros con sus cien alabardas,
un lebrel que no duerme y un dragón colosal.

¡Oh, quién fuera hipsipila que dejó la crisálida!
(La princesa está triste, la princesa está pálida)
¡Oh visión adorada de oro, rosa y marfil!
¡Quién volara a la tierra donde un príncipe existe,
-la princesa está pálida, la princesa está triste-,
más brillante que el alba, más hermoso que abril!

-«Calla, calla, princesa -dice el hada madrina-;
en caballo, con alas, hacia acá se encamina,
en el cinto la espada y en la mano el azor,
el feliz caballero que te adora sin verte,
y que llega de lejos, vencedor de la Muerte,
a encenderte los labios con un beso de amor».

- Rubén Darío -

Bonito verso para enviar a quien amas

El Remordimiento

He cometido el peor de los pecados
que un hombre puede cometer. No he sido
feliz. Que los glaciares del olvido
me arrastren y me pierdan, despiadados.

Mis padres me engendraron para el juego
arriesgado y hermoso de la vida,
para la tierra, el agua, el aire, el fuego.
Los defraudé. No fui feliz. 

Cumplida no fue su joven voluntad. 
Mi mente se aplicó a 
las simétricas porfías
del arte, que entreteje naderías.

Me legaron valor. No fui valiente.
No me abandona. Siempre está a mi lado
La sombra de haber sido un desdichado.

- Jorge Luis Borges -

bellos poemas gratis para descargar

Se equivocó la paloma

Se equivocó la paloma.
Se equivocaba.

Por ir al Norte, fue al Sur.
Creyó que el trigo era agua.
Se equivocaba.

Creyó que el mar era el cielo;
que la noche la mañana.
Se equivocaba.

Que las estrellas eran rocío;
que la calor, la nevada.
Se equivocaba.

Que tu falda era tu blusa;
que tu corazón su casa.
Se equivocaba.

(Ella se durmió en la orilla.
Tú, en la cumbre de una rama.)

- Rafael Alberti -

bello poema de amor para compartir gratis

Romance del niño que todo quería ser

El niño quiso ser pez;
metió los pies en el río.
Estaba tan frío el río
que ya no quiso ser pez.

El niño quiso ser ave;
se asomó al balcón del aire.
Estaba tan alto el aire
que ya no quiso ser ave.

El niño quiso ser perro;
se puso a ladrar a un gato.
Le trató tan mal el gato
que ya no quiso ser perro.

El niño quiso ser hombre;
le estaban tan mal los años
que ya no quiso ser hombre.

y ya no quiso crecer,
no quería crecer el niño
se estaba tan bien de niño,
pero tuvo que crecer.

Y una tarde, al volver
a su placita de niño
el hombre quiso ser niño
pero ya no pudo ser.

- Manuel Benítez Carrasco -

bonito verso de amor espacial para la persona que amas

¿Cómo hacer un poema?

A diferencia de otros textos, existen muchas formas de escribir un texto poético.

Lo primero que debe haber es la intención de expresar algo. Toda expresión de una interioridad implica un sentimiento, por lo que entenderemos esta interioridad como el fundamento del poema. Si hay un sentimiento que predomina a la hora de escribir, ese es el temple de ánimo.

Lo segundo es crear una voz para tu poema. Así como en la narrativa existe un narrador que cuenta la historia, en la poesía existe una voz que recibe el nombre de hablante lírico, el cual no tiene que estar definido necesariamente. Sin embargo, es bueno que sepas de qué o quién se trata. El hablante lírico puede ser una persona, un animal, una cosa o incluso, una idea abstracta.

Lo tercero es descubrir la actitud lírica que tendrá esa voz. Puede hablar desde su interioridad únicamente (actitud carmínica), puede dialogar con otro (apostrófica) o bien, puede contar la historia de un tercero (actitud enunciativa).

Una vez que se ha escogido la actitud del hablante, entonces se debe comenzar a representar lo que se desea expresar a través de palabras. La poesía permite jugar en todos los niveles del lenguaje, a nivel sintáctico, semántico, pragmático, entre otros. Es bueno aprovechar ese hecho a favor del potencial creativo. Se debe escoger cuantos objetos tangibles puedas reconocer en tu entorno (objetos líricos) y utilizarlos para representar sentimientos (motivo lírico) a través de tu poema. Recuerda que todo objeto lírico en un poema implica un motivo lírico o sentimiento.

Es importante recordar que existen las figuras retóricas. Se pueden imaginar como los efectos especiales con los que puedes dotar a tu poema. Verdaderos artificios que llenan de expresividad, ornamento y carácter lúdico a tu poema.

El poema puede responder a la tradición métrica, es decir tener rimas consonantes, asonantes o bien, ser de rima blanca (sin rimas). Se puede utilizar si sientes que aporta al ritmo de tu poema, o si sientes que te ayudará a memorizar el texto (Mnemotecnia).